13 de abril de 2008

Como un ciervo volador

Sólo así me siento yo, en una pequeña parte del mundo. Sólo en ese recóndito lugar en el que te puedes encontrar un ciervo volador en plena noche, dispuesto a desafiar a la madrugada, desplegar sus alas y recorrer el oscuro cielo cubierto de estrellas, en una noche de verano que huele a… a ese algo especial…

Como un ciervo volador, que vuela libre durante su corto mes de vida, así es mi mes de vida rural, despliego las alas y dejo que mis pulmones se llenen de aire puro, aprendo a volar cada verano, y descubro parajes únicos en mi vuelo infinito.

Cada día descubres algo nuevo. Rincones ocultos nunca antes vistos, los mismos paisajes, pero cambiantes al mismo tiempo… gente a la que te une algo más que una amistad, con la que compartir esa dosis de realidad.
Indescriptible sensación de libertad, la que te proporciona ese sitio en medio de la nada. Noches frías, pero intensas. Días largos, pero impresionantes… sin nada más que añadir…

La añoranza me condujo a escribir este post. El recuerdo de épocas geniales, inmortales… momentos inolvidables…

3 comentarios:

Tygogal dijo...

See Please Here

laura dijo...

ooooohhhhhhhh!!!! k descripcion tan real y tan bonita... a la vez k profunda... joooo yo kero ir,me encanta ese lugar aunk solo nosotros podamos entender lo k se siente alli... me encanta, simplemente me encanta y me envuelve ese maravilloso lugar...en fin, solo keria dejar mi granito de arena en esta entrada. Weno enano k me voy a comer, k luego jugamos el partido!! luego te cuento a ver k tal. 1 besazoooo enormeeee!

Anónimo dijo...

bueno salado q tl andams¿?¿? yo aki adn estresada de la vida y ade+ q x lo mens el ver tu blog me trankiliza muxo...
spero q te vaya todo bn
muxisims bss wapo0o0

eSTHeR