29 de septiembre de 2011

Italia siempre espera...

Hace diez años viví mi primer gran viaje, ese que te marca de por vida, ese que te cambia para bien o para mal, ese que nunca olvidas por ser tremendamente especial, y en mi caso, fue el que sembró la semilla de mi deseo de viajar por Europa y conocer al máximo este viejo y bello continente que nos vió nacer.

Fue el típico viaje de fin de bachillerato, y que constituyó muy seguramente una de las mejores épocas de mi vida. Ese viaje fue a Italia, durante 10 intensos días, descubriendo la independencia y libertad, con apenas 17 años y la mejor de las compañías. Recorrimos miles de kilómetros en un autobús de dos pisos en el que era imposible dormir, con noches interminables pero días divertídisimos, pasando primero por la costa azul de Francia, por Niza y Mónaco. Después, ya en Italia, pudimos descubrir el país de norte a sur, conociendo las ciudades más señaladas, como Roma, Florencia, Venecia o Pisa, y otras menos nombradas pero encantadoras, como Verona o Siena.

Pues bien, diez años después vuelvo a Italia para acabar de conocer este país tan cautivador. Un lugar que a mi siempre me recuerda mucho a España, en el ambiente, la gente y la forma de vida. Así que en apenas veinte días vuelo a Milán con la intención de empaparme de Italia tanto o más que la otra vez. Y desde Milán podré descubrir todo el norte del país: Turín, Génova, Bolonia, el lago di Como, Pavia y por supuesto repetir Venecia, una ciudad que merece una segunda oportunidad.

Italia siempre espera. Es de esos lugares a los que sabes que vas a volver, y al que volveré. En aquel viaje de hace años me encandilaron sobremanera Florencia y Roma. Quizás por ello Venecia fue una pequeña decepción. Estuvo bien, es una ciudad mágica, pero me dejó un sabor de boca agridulce. Por eso, en este nuevo viaje es el único destino que voy a repetir, porque en el fondo era la ciudad que más ganas tenía de redescubrir, de ver con otros ojos. Y espero que así sea esta vez.

Seguramente este será mi último gran viaje del año. Una especie de autoregalo antes de comenzar una nueva vida que al principio se presenta repleta de incertidumbres. Tras los fríos de Suecia y Finlandia, y después de enamorarme de París, la cálida y deliciosa Italia me espera. Como siempre, a mi regreso, aquí os lo contaré.

11 comentarios:

Yopopolin dijo...

Y todo esto os lo cuento hoy! dia mundial del turismo! jaja
Me acabo de dar cuenta... :)

Ayla dijo...

Qué suerte tienes. Y mira, haces muy bien. Porque como tú dices, empezarás una nueva etapa. Ojalá sea la que te introduzca en el mercado laboral. Eso tiene cosas buenas y "malas", ya que empezarás a ser esclavo de tu tiempo y tu salario, de tus necesidades, responsabilidades... en fin, que no te quiero desanimar, pero una vez que empiezas a trabajar, pones el primer paso en el mundo de los "adultos" esos seres aburridos "que no saben hacer otra cosa que trabajar y estar malhumorados a final de mes".
:D
Disfruta muchísimo del viaje. Eres muy afortunado.

Pio dijo...

Madre mia creo que todos hemos echo ese viaje a Italia, que envidiaa. En bologna hay un restauranteee maravilloso trattoria del Rosso, y te recomiendo Padova que está cerquita ^^

Imelda dijo...

Dicen tantas cosas bonitas de Italia, y yo que nunca me he creído ninguna...

Ojalá algún día pueda ir a comprobarlo por mi misma!

Yopopolin dijo...

Ayla, ojalá! aunque las cosas están muy chungas, y no veo que cambien a corto plazo... Por lo pronto, Italia!! :)

Pio, me apunto esa trattoria! alguna recomendación más? xD

Imelda, pues está a tiro de piedra, así que seguro que encontrarás el momento de hacerlo!

Anna K. dijo...

Qué bien que hayas vuelto y qué bien que te vayas de viaje!! Italia.. yo también hice ese tour en bachillerato y me pasó lo mismo que a ti, Florencia me encantó (y Verona, qué sitio más acogedor) y en cambio Venecia me dejó más fría. Pero haces bien en volver, en poderlo ver con otros ojos. Yo también debería hacerlo. Ya nos contarás! (de Roma no digo nada porque es Roma...y a mí el Vaticano me tiene fascinadísima).tengo que deir qu
De los lugares que vas esta vez... Milán me resultó un poco feo pero tiene un duomo precioso. Del resto no puedo decirte nada porque no los conozco personalmente pero de Bologna para la costa dicen que es muy bonito.

Y yo que quería preguntarte si habías visto "El árbol de la vida" o "La piel que habito" para comentar impresiones y me lío a hablar de viajes.. (pero que envidía me das!)

Pio dijo...

De bolonia no tengo muchas más pero si pasase por padova, hay una chocolateria cerca de la universidad de filosofía pero no recuerdo su nombre, y también al lado de esa facultad, en la plaza del reloj hay un sitio donde venden pizzas al cubo, riquisimas ^^

Que no se te olvide tomarte un spritz en el aperitivo jejej

bea dijo...

Yo estuve hace tres años en Venecia, Roma y Florencia, y sinceramente me quedo con la última.

Roma me gustó, pero está poco cuidada y muy sucia. Venecia siempre ha sido la ciudad de mis sueños, pero no viviría en ella. En cambio Florencia, no sé, ¡es como de cuento!

Ya nos contarás que tal Milán y Turín, que tengo muchas ganas de conocerlas! :)

Sandra dijo...

El primer viaje que hacemos solos, sin nuestros padres, siempre es especial, porque nos sentimos mayores!!.

Disfruta de ese rencuentro con tierras italianas, seguro que lo encuentras totalmente diferente, porque no se ven las mismas cosas con 17 que con 27 ;)

Besos,

Yandros dijo...

Vaya, yo soy otro de los que hizo ese viaje fin de curso pero claro, el mío fue hace más de quince años jajaja
También fueron Roma y Florencia las ciudades que más me cautivaron, pero he de decirte, yo que he vuelto a Roma también después de 10 años (fui en el 2006),y que he vuelto a Venecia, que con la edad eres más capaz de saborear lo que estás viendo. Aquel viaje fue inigualable por la sensacion de libertad y de que empiezas a volar en la sociedad. Pero ahora lo verás todo con los ojos de quien sabe de lo que está hecha la historia, de lo que significa aquello que estás viendo...
Que lo disfrutes

Yopopolin dijo...

Anna K, Verona es genial! cierto... Y Roma es Roma, pero esta vez no me acerco a la capital del imperio porque como vuelo a Milán, queda muy lejos...
Y no he visto 'El árbol de la vida', pero sí 'La piel que habito' y no me gustó especialmente... aunque es inclasificable, eso no hay que negárselo! xD

Pio, no me da tiempo ya a acercarme a Padova, voy y vengo de Bolonia en el día y ya tenemos los trenes sacados... jo! :( El spritz ya lo pude probar en Venecia antaño! jeje

Bea, ya, es que Roma como tienen el turismo asegurado, tampoco se molestan mucho en cuidarla... xD

Sandra, pues ya queda poquito para el reencuentro con Italia, tengo ganas de volverla a ver! :)

Yandros, ¿quién no ha hecho ese viaje de fin de Bachiller? jajaja. Yo casi tengo claro que Venecia me va a gustar mucho más... voy ya motivado de casa! xD