11 de abril de 2011

París, Je t'aime...


Creo que no hay mejor día para escribir sobre París que el de hoy, cuando hace justo un mes que me encontraba paseando por Montmartre, o haciendo fotos bajo la Torre Eiffel. Fue hace sólo un mes, y parece que fue hace años! (introducir aquí suspirito de nostalgia).
Tras enamorarnos de Estocolmo, y pasar mucho frío en Helsinki, llegamos a París, y con los 15 grados de temperatura que había, nos pareció estar en el cielo! El hostal católico en el que nos alojamos estaba en pleno centro, al ladito del Grand palais, muy cerca de los Campos Elíseos. Nos trataron muy bien los curas, y salvo porque todos los que nos atendían llevaban alzacuellos, y en la biblioteca había biblias a mansalva, el ambiente religioso no era palpable, estuvimos muy cómodos, la verdad. Y respecto a la ciudad, París es maravillosa!


Era una de las grandes capitales europeas que me quedaba por conocer, y no me defraudó en absoluto, pese a las altas expectativas. La homogeneidad de sus casas en tonos blancos, la belleza de sus edificios emblemáticos, y la cantidad de monumentos, iglesias, plazas y cosas interesantes que ver, hacen de París una de las ciudades más bonitas que he visto.
Empezamos por la típica Torre Eiffel, recorrimos el Campo de marte, y nos acercamos a Trocadero, desde donde se tienen unas vistas de la torre sensacionales. Con las colas que había, desistimos de subir, puesto que habría unas 300 personas, sin exagerar...

Recorrimos los Campos Elíseos desde el Arco del triunfo hasta la plaza de la Concordia, y paramos a tomar un café en Ladurée, mítico café donde también degustamos los mejores macarrons de París, o eso dicen! De ahí a Tullerías y el Louvre, inmenso museo que con su pirámide acristalada es uno de los mayores puntos de atracción. Además pudimos disfrutar de la gratuidad de la entrada a todos los monumentos pertenecientes a Patrimonio Nacional, por tener menos de 26 años, era ahora o nunca! xD. El Museo Rodin, el Arco del triunfo, el Palacio de Versailles, el Museo d'Orsay o Los inválidos nos salieron gratis! También el Louvre estaba incluido, aunque no entramos por falta de tiempo.

A pesar de que el Louvre sólo lo vimos por fuera, nos dio tiempo a culturizarnos de lo lindo, puesto que sí le dedicamos tiempo al Museo Rodin, que cuenta con grandes esculturas como El pensador y El beso; así como al Museo d'Orsay, una antigua estación de ferrocarril reconvertida en museo, con grandes obras impresionistas.
Y es que en cultura esta ciudad no se queda corta... las innumerables y hermosas iglesias que salpican cada rincón de París, son un lugar idóneo para pasar unos minutos de tranquilidad. La mayoría de ellas parecen catedrales de lo imponentes que son. Me dejó muy impresionado este hecho, que surgiera detrás de cualquier esquina, un retazo de neogótico, en forma de iglesia descomunal.


Por no hablar de Los inválidos, donde se encuentra la tumba de Napoleón, un gran lecho de mármol rojo, en una cripta bajo la cúpula dorada de la basílica. O la inolvidable Notre Dame, en la isla de la cité, el corazón de París, con esa apabullante catedral, mucho más hermosa al natural que en fotografías. A un paso, el barrio latino, y su mezcla de olores y sabores, donde cenamos como nunca.
Y no se me puede olvidar Montmartre! El Sacre coeur, la plaza du Teatre, quizás la más bohemia del mundo, donde artistas y caricaturistas se pasan el día pintando bajo el sol. Hicimos un recorrido al atardecer por muchas callejuelas de Montmartre, disfrutando de cada rincón, cada vista, cada paso... hasta llegar al Moulin Rouge, el molino más famoso del mundo, sin duda.

Lo último que visitamos de París fue el cementerio de Père Lachaise, donde están enterrados algunas de las personalidades más importantes de la cultura internacional, como Molière, Chopin, Jim Morrison, Oscar Wilde o Édith Piaf. Posiblemente el cementerio con más encanto que he pisado jamás.



París ya lo dejábamos atrás, y para rematar el viaje, antes de llegar a territorio español, nos acercamos a Versailles, donde su palacio y sus extensos jardines, destacan sobre todo lo demás. Lo vimos deprisa y corriendo, porque andábamos con el tiempo justo para coger el avión, pero nos dio tiempo a ver la galería de los espejos, una enorme sala de espejos, con decenas de lámparas pendiendo del techo, frescos por doquier, y paredes doradas que, sin miedo a redundar, pusieron el broche de oro a un viaje memorable.
.

18 comentarios:

Sandra dijo...

Paris es una preciosidad, una pasada, pero tambien creo que es mas la fama que tiene, conozco otras ciudades igual o mas bonitas que Paris y no tienen tanto renombre. Creo que entre todos elevamos a Paris a la categoria de maravilla, que si, lo es,pero otros sitios tambien ;)

Anna K. dijo...

Macarroniiiis! jaja. siempre me hacen gracia. No sé dónde los comiste pero hay una pasteleria por el barrio de los libros antiguos, cerca de los Jardines de Luxemburgo, que es para morirse. De hecho, creo que es de las mejores que he probado nunca, aunque que estuviéramos muertos de hambre también ayudó a la causa..

Lo de Versailles es espectacular. Fuimos el mismo día que nos íbamos también, con las maletas (odié por mucho tiempo esos adoquines...), pero el día que pasamos estuvo genial.

De los sitios que has comentado, todos son increíbles, pero yo me quedaría quizás con Notre Dame y la Tour eiffel. Demasiado bello, como el museo de Orsay, que no acaba nunca.(sacré bleu, no viste el Louvre!). Pero lo que más me decepcionó puede que fuera Montmatre. Me esperaba más y por la noche daba bastaaante miedo el ambientillo, pero bueno, sí, leyéndote y recordando cosas mientras te escribía me daban ganas de pillar el primer avión dirección a Paris.
Lo peor de viajar es cuando estás de vuelta y no has bajado del avión aún que ya lo echas en falta todo y quieres volver, pero no sabes cuándo va a ser.

Alury dijo...

Yo le prometí a mi chico que, por nuestro aniversario, iríamos a París pero, cuando me dieron las fechas de los exámenes, supimos que sería imposible... tarde o temprano tocará París pero, por ahora, va a ser que no xD

Yopopolin dijo...

Sandra, desde luego que es una maravilla, pero es verdad eso que dices. Otras ciudades tan impresionantes como París, no son tan conocidas...

Anna, como me gusta que esto te haya llevado a revivir buenos momentos! La verdad es que en Montmartre a nosotros tambien se nos hizo de noche, y hubo momentos en los que parecía que nos iban a atracar de un momento a otro! jaja. No ocurrio, menos mal... A mi me encanto Tullerias y la zona del Louvre. Y la cité, me la quedo enterita en el recuerdo! :)
En el avión, al ser ya la vuelta a casa definitiva, experimentaba justo esa sensación: quería dormir en cama conocida otra vez, pero por otro lado, estaba añorando ya cada unos de los sitios visitados, a los que ojalá vuelva algún día... :)

Alury, merece la pena! Id cuanto antes y disfrutadlo... vivir la visita a París en pareja es la repera! xD

Luna Méndez dijo...

...un 6 a REC?

Yopo...

Kike dijo...

Cómo me he acordado de todos esos preciosos lugares de París. Fue hace ahora dos años y volví enamorado de esa ciudad. Y espero volver muy muy pronto...
Saludos!

Pio dijo...

Ooh que guayy!,algún día me tocará visitarlo, es que es de esas ciudades que siempre son especiales.

Yopopolin dijo...

Luna, si! jaja. Ya veo que no te gustó nada! Se lo di porque es la película de terror que más miedito me ha dado, (no he visto algunas míticas como El exorciista o La escalera de Jacob) Se merecía un reconocimiento... Además, que no es tan mala! si le das un 1 a REC, ¿qué haces con truños del calibre de La maldición, Nunca hables con extraños, The ring, y esas mierdas varias? xD

Kike, entiendo perfectamente lo que dices! por algo la llaman la ciudad del amor, vuelves enamorado! xD

Pio, vete cuanto antes! :)

bea dijo...

Parísss, maravilloso lugar donde los haya! jiji
¡Qué envidia me sigues dando después de un mes! ya vale, ¿no? :D

Miruna dijo...

Paris... me alegro que cumpliera tus espectativas. Yo cuando lo vi tuve menos suerte y les cogí mania a los frances y a paris. Disfrute de cosas muy bonitas perooo no teníamos ni el tiempo y la suerte tampoco de nuestro lado, jajajaja. Fue una experiencia por eso.
Eso sí, todavía echo de menos las empanadas con confitura de manzana y los bollos y todas las pastas...
ñam ñam

Luna Méndez dijo...

Jajajaja no sé qué hago con las demás, pero esta no me dio nada, nada, nada de miedo!!!

De ahí mi desilusión, que esperaba hacerme pis encima del canguelo!!!!

Marisela dijo...

París, París... de esas ciudades que volverías, repetirías, caminarias, zapaterarías una y otra vez sin cansarte en absoluto y siempre asombrándose de su belleza :) la adoro! volvería, sin duda.

DANYGIRL dijo...

Quiero ir, quiero ir, quiero ir... sin duda es un destino que está en mi lista... pero tal y como están las cosas creo que tendré que esperar al menos un par de años!! :-(

Yopopolin dijo...

Bea, sí con esto terminamos el ciclo! hasta el próximo viaje... :)

Miruna, lo de cogerle manía a los franceses debe ser algo bastante común, no? La verdad es que quizás fue lo que menos me gustá de la ciudad... los parisinos! jeje

Luna, y de París no me cuentas nada? :D

Marisela, desde luego! yo aspiro a hacerlo... :)

Danygirl, pues cuando pueda ser será... París no se va a marchar de ahí! xD

Eva dijo...

Inolvidable París... aaaay! Pero mi ciudad favorita sigue siendo Roma. jiji

Quiero irrr! =)

Luna Méndez dijo...

Qué contarte de París que tú ya no sepas...xDD
La verdad es que nunca he estado y hasta hace relativamente poco era una ciudad que no me llamaba en absoluto.
Sin embargo, de un tiempo a esta parte mi vena romántica anda muy saltarina y creo que sería muy feliz si me la llevase de viaje a la ciudad del Moulin Rouge, amelie y jeux d'enfants.
y tú entrada no hace más que alimentar las ganas...a ver si antes de terminar el erasmus consigo ir, aunque me faltan días ya para todo lo que quiero hacer!!!

La foto del moulin rouge es maravillosa, la sacaste tú, no??? :)

El cementerio ese del final parece de lo más prometedor...me gustan tanto los cementerios que empiezo a preocuparme por mí misma y mi salud mental. Y si encima Edith Piaf está ahí...apaga y vámonos!

Yopopolin dijo...

Luna, por supuesto! todas las fotinas son de mi humilde objetivo... :) Paseando por Montmartre, o por San Germain des pres, me parecía estar en medio de una escena de Amelie o de Jeux d'enfants, ya solo por eso tienes que ir! xD
Haz un huequito en tu apretado Erasmus... ¿Tantos viajecines tienes programados? ¿próximos destinos?

Luna Méndez dijo...

jajaja pues...el martes me voy dos semanas por toda alemania :)
luego tengo unos cuantos fines de semana que me toca quedarme aquí por asuntos escolares, luego tengo un festival de música aquí en alemania y...no querría irme de aquí sin volar a Inglaterra y tal vez...repetir Irlanda xDDD
Pero si se tercia Paris entre el mundillo Erasmus, descuida, que apoyaré la moción!