7 de noviembre de 2008

Discriminación positiva

Lo primero que quiero dejar claro, es que yo estoy en contra de cualquier tipo de discriminación, ya sea racial, por cuestión de género, o por tendencias sexuales, y también por supuesto estoy en contra de la discriminación positiva, que es lo que me toca de cerca en estos momentos…
A mí no me parece bien que las mujeres ganen menos por desempeñar el mismo trabajo que un hombre, como así ocurre muchas veces. Tampoco querría ver como muchos inmigrantes se sienten desplazados, e incluso insultados en ocasiones, solamente por ser de otro país o raza. Lo mismo ocurre con las personas homosexuales, que aún tienen que aguantar miradas maliciosas, o murmullos que no dicen otra cosa que no sea maricón. Por todo ello, tampoco me gusta ver, como le dan un puesto de trabajo a un sordo, por el mero hecho de serlo. Y eso es lo que ha ocurrido en mi clase, o al menos, es lo que nos parece a nosotros…

Resulta que esta semana nos han presentado al nuevo profesor que han contratado para una asignatura troncal, (Ordenación el territorio, para más señas). Y cuando llegó y empezó a hablar, parecía que se trataba de una cámara oculta, broma de mal gusto, o similar. Yo no dudo de las capacidades de este jovenzuelo, que las tendrá, muy escondidas, pero seguro que las tiene. Seguro que domina muy bien el tema en que desarrolla su profesión, y está harto de gestionar proyectos de ordenación territorial, tampoco lo pongo en duda. Pero si no vales para estar en la palestra dando clase, lo siento mucho, amigo, pero no vales…
Aún me sigo preguntando por qué le contrataron… ¿Se supone que él era la mejor opción? Permitidme que lo dude…

Bueno, después de todo ésto, aún seguís sin saber que ha hecho este chico para que yo hable así de él, y la verdad es que hacer hacer, no ha hecho nada, culpa suya no es. Lo que me revienta, es que estamos casi convencidos en clase, que lo han contratado porque está sordo. Bueno, mejor dicho, por considerar su falta auditiva como una cualidad más del muchacho, en este mundo de denuncias continuas, por racismo, homofobia y discriminación varia, la mayoría con toda la razón, por supuesto.
El caso es que lleva un Whisper XL (los de mi quinta os acordareis de él) en cada oreja, y con ellos escucha más o menos bien lo que le dices, aunque no siempre. Pero ésto es lo de menos, lo más grave, es que él no se debe oír muy bien su propia voz (esa es mi teoría) porque no vocaliza, no pronuncia, parece que le cuesta mover los labios o abrir la boca para emitir sonidos, y todo ello acompañado de un tono de voz muy bajo, os podéis imaginar. Igual él piensa que habla alto, pero creedme ¡¡no lo hace!! Por ejemplo, ayer llegó a clase y debió hacer una broma, porque él se reía… pero los demás no nos enteramos de nada. Yo le entendí: “·@#¬€¬&l?’¡ioe*+jkfd<##j¡¿? barriga” ¿os podéis creer que sólo logre percatarme de “barriga”? Pues nada, nos quedamos sin saber qué quiso decir.

Y al final ¿qué es lo que ocurre? Pues que tomar apuntes en esa clase es una tortura, siempre te estas preguntando si le habrás entendido bien o no… Además, ha venido el tío exigiendo y dando caña. Las presentaciones de Power point que usan todos los profesores para dar la materia, te las dejan siempre colgadas en la red o las puedes conseguir en fotocopiadora. Pues bien, éste se permite el lujo de no dejarnos las diapositivas, porque no le sale de las narices. Además el primer día dijo que él preguntaba mucho, porque prefería no hablar demasiado… pues nada hijo mío, ser profesor es la profesión idónea para no hablar en público…
En fin, que me hierve la sangre con este tema. Para mí un claro ejemplo de discriminación positiva… tan reprochable y lamentable como las otras. Pero éste es un tema muy polémico, en agrio debate... ¿Vosotros qué opinais?

15 comentarios:

Ayla dijo...

Creo que la principal cualidad para ser un buen profesor (aparte de los conocimientos de su materia) es que ante todo, sea un buen comunicador, tenga el "duende" necesario para enganchar en sus clases y se adapte un poquito a las necesidades de los alumnos, ya que no todos reaccionamos igual a los estímulos. Pero en este caso lo tenéis un poco crudo, perdona que te diga, porque de buenas a primeras no se va a juzgar que no sepa dar clase, sinó que van a valorar que lo estais discriminando. Tal vez si entre todos ponéis una queja solicitando al menos tener el material a mano para trabajaros la asignatura por vuestra cuenta... consigáis algo.
En fin, que ya me contarás. Buen fin de semana.

Esther dijo...

Pienso que es un lavado de imagen de la institución en contratarlo por tener una minusvalía.

Seguramente habrá otra persona también sorda o con otra discapacidad más válida para ese puesto o alguna sin ninguna discapacidad también válida para el.

No por tenerla hay que llegar al punto de aguantar que no de una clase en condiciones,pero claro ¿quien abre la boca para decirlo? le mirarían mal..ese es el problema.

Ojalá un día entren como oyentes a esa clase algunos de los que lo contrataron y lo vean en acción y juzguen con sus propios ojos y contraten a una persona que si sea válida para el puesto, con o sin minusvalía.

Seguramente sería algún enchufe y dirían con la minusvalía nos aprovechamos de ciertas ventajas económicas que nos puedan ofrecer..

Ya nos seguirás diciendo que tal..

besitos

el centollo mecánico dijo...

Aqui lo que esta claro, es que si tu contratas a alguien con minusvalia, te suvencionan con unos buenos porcentajes economicos, asi que hay esta el problema...Con esto no quiero decir que no se deba contratar a nadie con minusvalia, lo que yo digo es que al que contraten, pueda desenvolverse bien en sus funciones. Esto deberia mirarlo algun inspector, por que los perjudicados sois vosotros, asi que a ver que pasa...saludos desde el Sur del Sur.

Yopopolin dijo...

Pues eso es lo que digo yo, que si desempeñara bien sus funciones como profesor, a mi no me importa que tenga una minusvalia, muy bien por el, por su capacidad y superacion. Pero cuando las cualidades brillan por su ausencia, es de sospechar...

Solo llevamos 3 dias con el, y de momento no da muestras de mejoria, ni nada que se le parezca... asi que nuestra teoria cada vez cobra mas verosimilitud...

Sandra dijo...

Si te hierve la sangre nos podemos dar la mano. Yo hoy no estoy en condiciones de opinar de ná, y menos de temas como este q podrían encenderme de nuevo.

Así q mejor me estoy callaita, q estoy mas mona.

Yo po po po... tac tac... ;)

Feliz finde y esas cosas....

shopgirl dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
shopgirl dijo...

En mi universidad había una profesora de matemáticas que era lo peor. Hablaba muy bajito, no pronunciaba y no separaba los labios para hablar. Imaginate cómo nos enterariamos de lo que explicaba. Alguien nos dijo que la habían atropellado y se había quedado medio pallá. Nosotros pensábamos que estaba algo tocadita y que la habían contratado por eso de que tiene que haber alguien impedido de alguna manera contratado, no se si me explico.
La cosa es que daba las clases fatal y por supuesto no nos enterabamos de nada. Y estoy de acuerdo contigo. Que contraten a gente con alguna minusvalia vale, pero que no le impida realizar el trabajo correctamente. Y sobre todo si concierne a más personas. Y que si tu profesor dice que pregunta mucho y da mucha caña... bueno, no se hasta que punto es consciente de lo mal que le entendeis, pero deberia poneros más faciles las cosas o al menos hacer lo mismo que los otros profesores y dar las presentaciones.

ocram5 dijo...

Yo sé que en hospitales por ejemplo deben tener un porcentaje X de empleados con discapacidad, es posible que también ocurra en centros de estudio.
Yo creo que si no lo entendéis debéis hacérselo saber.

Un saludo.

Ayshane dijo...

Coincido con Ayla.... si no eres un buen comunicador olvidatre de una profesión como la de profesor...
Pero por otra parte... ¿todo el mundo tiene derecho a perseguir y conseguir sus sueños no?


en fin... que si, que el tema es polémico...

besitos grandotes y buen fin de semana!!!

X dijo...

Qué curioso, el segundo blog que leo que habla de esto mismo, aunque en el otro caso el destinatario era la raza gitana (que, si bien está discriminada negativamente por la sociedad, por la ley está discriminada positivamente) al final es siempre lo mismo. Las dos discriminaciones son indeseables. Se nos supone a todos iguales ante la ley, todos tendríamos que tener las mismas posibilidades, pero la realidad es que hay quien tiene menos y hay quien tiene más, y los motivos para ello en ambos casos son discutibles o directamente inadmisibles.

Kane dijo...

Eso es, la discriminación positiva es, como su nombre dice, otra forma de discriminar. Y está muy bien dar las mismas oportunidades a todos, pero lo primero, antes de estado físico, raza, orientación sexual, sexo, religión y mil cosas más, es ver si está preparado para hacer lo que se supone que deberá hacer. Me da igual que un ministro sea hombre o mujer, lo que me importa es que valga para ello.

Y aquí, lo mismo. Me da igual que el nuevo profesor sea un pigmeo o un WASP, mientras me pueda dar clases de forma adecuada.

Yopopolin dijo...

Si, yo creo que todo el mundo tiene derecho a preseguir sus sueños... pero personalmente, creo que debemos asumir nuestras limitaciones y sentirnos orgullosos de nuestras capacidades...

Lo de los gitanos, cierto es, discriminacion positiva!! porque no me regalan a mi una casa? no soy igual que ellos... jeje. Yo creo que esta etnia estaria menos discriminada si ellos mismos dejaran de marginarse de la sociedad, porque al fin y al cabo, son muchos de ellos los que con sus actos, hacen que a priori exista ese rechazo...

Pero bueno, esto ya es otro tema... xD

Damián dijo...

Prefiero no opinar hoy del tema, amigo, je je. Pero me parece una situación muy cómica. Pobrecitos alumnos pasandolas putas para entender lo que dice. Je je
Un abrazo y ánimo
Pobre hombre...

Dulce Locura dijo...

Es un tema complicado. A ver, yo creo que en principio, todos tenemos que tener los mismos derechos para acceder a un puesto de trabajo; pero también, hay que valorar un poco las capacidades y cualidades que se tienen para desempeñar ese puesto de trabajo en concreto.

En lo que a mí respecta, me han dado clase profesores ciegos (soy fisio) y he de decir que son de los mejores docentes que he tenido en la vida.


Un beso dulce

peibol dijo...

Lo políticamente correcto va acabar con lo normal. Estoy interesado en estudiar lengua de signos, así que queda claro que contra los sordos no tengo nada, pero lo que no puede ser, no puede ser, y si yo no soy apto para ser obrero por ser tirando a enclenque, no soy apto y punto, Ni es discriminción ni es nada. Pues lo mismo en el caso de tu profesor.