26 de septiembre de 2008

La cuna de Newton

Siempre había querido tener una. Este artefacto ha sido una de mis obsesiones desde que me interesé por el mundo de la ciencia, desde que lo vi, desde que apenas tenía una docena de años… Siempre ha estado en mi mente hacerme con él, pero cada vez que lo veía en alguna tienda, parecía que estaba bañado en oro, o algo por el estilo, ya que todos eran sofisticados mecanismos, con unos magníficos acabados, que no bajaban de las dos mil pesetas por entonces, y más recientemente, cuando me los he encontrado andaban por los 18 euros…

Yo no estaba dispuesto a pagar ese precio por cuatro barras y cinco esferas de acero… porque además es un capricho estúpido… Pero hace unos días, y gracias a la invasión china que esta sufriendo España (no, en serio, que si se ponen tontos los chinos, acaban con nosotros) la pude encontrar a muy buen precio, tan solo 3 eurillos de nada! Vale, el aparatito es todo de plástico (y del malo) salvo las bolas de metal; es pequeño, y muy sencillo comparado con las virguerías que había visto años atrás en tiendas de regalos “especializadas”, pero oye! cumple su función perfectamente, la de satisfacer un viejo capricho infantil.

La cuna de Newton es un dispositivo que se usa para demostrar la ley de conservación del momento lineal. Con este instrumento Newton estudió las leyes del impulso mecánico, pero en realidad, él lo hizo con un carril en forma de cicloide, y de ahí es de donde salió el nombre de “Cuna”, por su similar perfil.
Pero creo que los aspectos científicos ya nos bastan por hoy… porque además, en la actualidad, este singular artilugio se ha convertido únicamente en un juguete de escritorio. Para el mundo entero, sólo es un columpio con bolas cromadas que se balancean y chocan entre sí, para nuestro deleite y disfrute. Y la verdad es que a mí es lo que más me gusta de este ingenio de la ciencia: descubrir las múltiples combinaciones de choques y balanceos, según cuantas bolas dejes caer, o en que momentos.

Así que mi cuna de Newton ya esta ubicada en un lugar privilegiado de mi escritorio, para que, cuando el hastío llegue a niveles insospechados, me proporcione unos instantes de diversión, mientras balanceo las bolitas… Al final, pensándolo bien, ¡qué simples somos los seres humanos! o al menos yo…

11 comentarios:

X dijo...

¡Prime!

Je, la física no se me daba demasiado bien de joven, pero al final me gradué con honores, por así decir. Guardo muy buen recuerdo del puro resolver ejercicios, y cuando has nombrado los momentos me han venido a la mente muchos de ellos. Ayer quise explicarle al niño al que doy clase por qué si dabas una vuelta vertical muy rápida al estuche con el brazo extendido, aun estando abierto no se caía nada, tenía que ver con fuerzas centrípetas y todo eso, pero es demasiado joven para entenderlo. xD Por lo menos, yo no veo en la cuna de Newton un simple balanceo de bolas. ;-)

Ailën... dijo...

Qué bien suena... Quizá mi padre tenga alguna por casa, con lo que le pueden llegar a gustar estas cosas... :P

Pero me ha entrado curiosidad por conocer ese..."artefacto" del que nos hablas =)

Nebulina dijo...

A mí también me encanta, pero sospecho que si tuviera uno no conseguiria estudiar y me pasaría los ratos muertos dándole un golpecito y mirando xD
Lo de los chinos lo dice mi padre xD que quieren acabar con nosotros..
Un besazo!

Yopopolin dijo...

X, me alegra saber, que no soy el unico que ve en este aparato algo mas que un divertimento oscilatorio! xDD

ailën, pues nada si lo encuentras prueba las multiples combinaciones... estaras un rato entretenida... bss

nebulina, lo de los chinos, porque son muy pacificos... pero sino, acaban con occidente! jeje. es broma... pero la cuna de Newtons, tienes que probarla!!

shopgirl dijo...

Yo siempre he querido tener una lampara de lava, pero se que si la pongo en mi escritorio no estudio. Si tan solo con una vela me distraigo! Si yo tuviera la cuna de Newton en mi escritorio iba a estudiar Paco el de la moto XDD

el centollo mecánico dijo...

Este artefacto además de interesante te deja medio bobo...tiene la virtud de hipnotizarte mientras escuchas el clack clack y las bolas se mueven y vuelven a su sitio.
Felicidades por la compra y por el ahorro, que has hecho...leyendo la entrada me ha asaltado una pregunta, que llevo años sin saber la respuesta, en relación a las tiendas y negocios de los chinos...esta gente cuando se hacen mayores mueren ¿no? ¿donde los entierran? por qúe hay una población bastante alta en España y muy pocos en nuestros campos santos ¿llevara chino muerto los rollitos de primavera? saludos

Esther dijo...

Yo hace mucho tiempo le compré junto a unas amigas uno de estas "cunas" en un cumple a otra amiga, no me acuerdo lo que costó pero como lo pagabamos entre varias no nos dolía el dinero.. jaja Por lo visto tambien era algo que le hacía ilusión a ella..

Si Newton supiera que un artilugio suyo que fué para demostrar algo lo utiliza la gente de adorno,pensaría que dónde vamos a parar.. jaja

Un beso

Ayshane dijo...

Los seres humanos no somos simples, solo buscamos nuestros sueños y anhelos, a veces tardamos más tiempo en conseguir ése cacharrito que tanto nos gustaba, o tomarnos ése viajecillo que llevamos grabado en la mente desde siempre, o tal vez sea solo que aquello que esperanzados deseamos en cada momento de nuestra vida nos proporcionaeso... vida... sin sueños, sin nuestras ambiciones, aspiraciones, fantasías y demás ¿qué seríamos? nada ¿qué tendríamos dentro? solo hueco y vacio...

besitos grandotes llenos de sonrisas!!!

Yopopolin dijo...

shpgirl, a mi tb me gustan las lamparas de lava! jajaja. es mi proximo objetivo!!

centollo mecanico, es como un partido de tenis... clack, clack... a un lado y otro... xD. encantado de que sigas por aqui...

esther, Newton se revolvera en su tumba! xDD

ayshane, otra vez por aqui!! encantado de verte de nuevo...

shopgirl dijo...

Ups, acabo de leer tu comentario en el blog zapozyculebraz. Sí, era yo ^^U Antes publicaba con esa cuenta, pero fue invadida y la abandoné, y traté de retomarla con un blog menos personal que este, pero pensé que era una tontería tener dos y que podía publicarlo todo en este.
Lo dicho, no te preocupes que no era un plagio xD

Carlos Labarta dijo...

Je, je!
Yo siempre quise tener una bola del mundo y una cuna de Newton!
Recuerdo que cuando era pequeño y alguno de mis amigos, en su casa, tenía una, siempre me divertía quedarme ratos y ratos mirándo las bolitas... Al final, acababa metiendo el dedo para que se pararan... y uy! Me llevaba, lógicamente elpremio a la maldad infantil!
Je!
Me das envidia... Voy a salir a ver si consigo una ahora mismo!
Que la disfrutes!