5 de enero de 2015

Hacia el próximo destino...

Como todos sabéis el punto de partida de mis viajes suele ser Madrid. El aeropuerto de Barajas se ha convertido en la casilla de salida de cada nueva aventura, dado que se trata del aeropuerto con mayor oferta de vuelos y además hay buenas comunicaciones con León, mi ciudad. El próximo viaje que tengo en mente también comenzará en Barajas, después de un trayecto en coche de tres horas y tras dejar el vehículo en el en el parking del aeropuerto de Madrid. Utilizar este aparcamiento es una opción muy cómoda que nunca he comentado, pero que sale bien de precio y te permite llegar al aeropuerto o salir de él sin estar pendiente de otras conexiones en tren o autobús, y por tanto evitar el riesgo de perderlos si el vuelo se retrasa.

Conozco todas las terminales del aeropuerto de Barajas, y sigo prefiriendo la T1. En esta terminal operan las compañías low cost Ryanair y EasyJet, que suelen ser mis aliadas durante mis viajes. Se trata de una terminal accesible en la que es difícil perderse y muy fácil encontrar todos los servicios. Es cierto que la majestuosidad de la T4 impresiona a primera vista, pero aunque suele estar semivacía, siempre se tarda más en acceder y muchas veces implica recorridos de más de 10 minutos caminando.

Para mi próximo viaje voy a confiar de nuevo en Ryanair, porque nunca he tenido problemas con esta compañía y siempre ha llegado puntual. Solo hay que asegurarse de cumplir estrictamente con sus condiciones de viaje, como en cualquier servicio. Dentro de unos meses pisaré otra vez la T1 de Barajas y me subiré a un avión de Ryanair para poner rumbo a Budapest. La capital de Hungría se considera la ciudad más hermosa a orillas del Danubio. Es una ciudad monumental que surgió como resultado de dos poblaciones, Buda y Pest. La riqueza cultural y la oferta turística son desbordantes en esta urbe que cada vez tiene más cosas que ofrecer. Además, los precios en Hungría siguen siendo muy económicos, así que se convierte en un destino perfecto que ya estoy deseando descubrir.

Uno de los lugares que no hay que perderse de Budapest es su parlamento, de los más grandes y bellos del mundo. Es un complejo arquitectónico al lado del Danubio que se ha convertido por méritos propios en el símbolo de la ciudad. Pero Budapest tiene mucho más que ofrecer, lugares tan icónicos como el Puente de las Cadenas, y rincones que bien merecen una visita como el Bastión de los pescadores y la Plaza de los Héroes. Además es la ciudad de los Balnearios, muchos de ellos públicos, ya que brotan cientos de manantiales de aguas termales en esta zona.

Pero, ¿cuál es la mayor ventaja de volar a Budapest? Pues que está muy cerca de otras capitales imperiales, ciudades centroeuropeas a las que nos podemos acercar en tren o autobús. Mi idea es ir también a Viena y a Bratislava, las capitales de Austria y Eslovaquia respectivamente. En cuestión de dos o tres días se pueden hacer sendos recorridos por estas ciudades y completar así un viaje perfecto e inolvidable por el corazón de Europa. Muchos turistas aprovechan para hacer el combinado Budapest, Viena y Praga, pero la capital de República Checa ya está más a desmano, y prefiero centrarme en conocer bien las ciudades que os comento.

Creo que es un buen plan para comenzar el año, aunque aún queda planificar toda la ruta, comprar los billetes de avión, reservar los hoteles, elegir los transportes entre las distintas ciudades, adquirir las entradas a monumentos con antelación para conseguir descuentos, y reservar el parking del aeropuerto. Como veis, queda mucho por hacer hasta que llegue el día de viajar a un nuevo destino europeo. Un destino que al menos ya está elegido, y que por ello me llena de ilusión en este inicio de año, al tener en el horizonte otro viaje que se antoja inolvidable. Si alguno de vosotros ha estado en Budapest, en Viena o en Bratislava, o tiene alguna recomendación relativa a los vuelos, hoteles, trenes, aparcamiento o comidas, no dudéis en comentar, porque siempre se agradece cualquier información de primera mano.

¡Nos vemos por el mundo!

2 comentarios:

Gemma Bachs dijo...

Fly me to the moon... no dejas de viajar chico.

Pero eso es lo mejor. A la mínima que se puede, despegar los pies del suelo y ver mundo..

Feliz 2015, espero verte cumpliendo la promesa de retomar el blog ;)

Besines
pd. el tick de "no soy un robot".. Black Mirror ha hecho mucho daño jaja

Luna Méndez dijo...

Veo que lo bueno no cambia y sigues siendo culin inquieto. No hay quien te frene por el mundo!!

Me encanta!