1 de enero de 2012

Cuatro años de vida

Queda muy lejano aquel uno de enero de 2008 en el que por un impulso desconocido decidí crear este blog. Fue una historia extraña, y adquirí el nombre de Yopopolin, por la inercia misma del universo. Las teclas escribieron solas lo que ya llevaban acariciando mis dedos muchas otras veces. Cuando no era "yopoplin" era "yopolim" lo que escribía al azar. Una palabra sin significado, pero única y reconocible en todo Internet. Sin una larga historia detrás, simplemente Yopopolin, porque tenía que llamarse así, porque no podía ser casualidad que las letras siempre construyeran ese vocablo sin sentido. Así nació mi nombre. Y así nació el blog.

Y creció. Lento pero seguro durante el primer año de vida, y exponencialmente en los dos años siguientes cuando creo que se vivió el auténtico boom de los blogs. Aún no conocían mejores tiempos las redes sociales, empezaban a despuntar, y toda la actividad se centraban en estos diarios de vida que muchos de nosotros todavía conservamos. Cumplimos dos, tres y, hoy, cuatro años. Quizás no somos los mismos, quizás no estamos todos los que éramos, pero muchos de nosotros nos resistimos a abandonar este barco que tantas alegrías nos ha dado. Por muchos caralibros que nos acechen por la espalda, y algunos pajaritos que no dejan de piar con su inigualable oferta de 140 caracteres.

Hay que asumirlo, la blogosfera no es lo que era. Y no es sólo un pareado, es una realidad. No es lo mismo escribir para cientos de personas que están ahí, que interactúan contigo, que se preocupan por ti y se interesan por lo que escribes; que hacerlo sólo para unos pocos, los más fieles, los más cercanos. No es lo mismo sentirte en un mundo paralelo cada vez que posteas un artículo, que sentirte en un desierto en el que tan sólo se oye el piar lejano de los cada vez más numerosos pajaritos...

Esto no es un adiós, es una más de las cientos de reflexiones de este blog. Una más de las emociones y sentimientos que me siguen adsorbiendo a la pantalla y al blog, para no despegarme jamás. Es tan sólo uno más de los cuatro cumpleaños que ha celebrado Yopopolin & reflections. Es una manera más de dar las gracias y expresar cuánto significáis para mí. Cuatro años con vosotros, que espero que se conviertan en muchos más.

Gracias.

7 comentarios:

Ayla dijo...

Tienes razón, Yopo, hay sequía hasta en la blogosfera. Pero todavía seguimos en pie los fieles, los que empezamos juntos, los que piamos bajito pero seguimos batiendo las alas.
Aquí me tendrás hasta que tú lo decidas.
Muchas felicidades por el cuarto cumpleaños. (Es todo un logro)

Aprilis dijo...

Di que sí, los que seguimos con los blog es porque lo vivimos intensamente. Como tu dices, un blog da muchas más alegrias y emociones que otras redes sociales... :-)

Feliz 2012 ;-)

Anna K. dijo...

Siempre me había preguntado de qué vendría eso de Yopopolin. Duda resuelta!
Yo creo que no son excluyentes muchas de las formas de redes sociales (pese a que ése sea el objetivo de sus creadores) y que se recurre a ellas en función de lo que esperamos conseguir y de las necesidades. Aunque sea menor la repercusión de lo que puedas decir aquí, se oye más fuerte y sin el ruido del facebook o el twitter. Quizás más cercano también. Será por eso que seguimos aquí un uno (ahora dos) de enero de este año que algunos se entestan en vaticinar como el último.

Feliz 2012, felices cuatro años de blog, felices fiestas y feliz tú! (esto ha sonado un poco a mundo de purpurina rosa...)

Luna Méndez dijo...

No se me habia pasado por la cabeza que esto pudiese ser un adiós hasta que tu has sugerido la posibilidad, dandole un vuelco a mi corazón.
Thank God que no lo es, con el cariño gigante que yo le tengo a este blog, sería tranquilamente posible razón de infarto!
La verdad es que yo no soy nada fan de las redes sociales. Tuve que pasar a formar parte de la red de los caralibro por causas de fuerza mayor pero siempre dije y defendi que a mí lo que me molaba era lo del blog. En cierta manera, el blog te da un contacto más... humano, más cercano con aquellos que, al pasar el tiempo, se han terminado convirtiendo en una especie de "familia" virtual. Cercania que, en mi opinión, es muy dificil de conseguir cuando sólo tienes 140 caracteres.
Supongo que también dependerá del caso. Pero, tú, adorable Yopopolin, te has hecho un huequito en todos nosotros que es dificilmente borrable!!
Porque nos haces sonreir, llorar, pensar, reflexionar y volver a reir. Porque con la historia mas sencilla, haces una tortilla que nos sabe a restaurante de 5 tenedores. Porque nos descubres cosas nuevas.
Porque he leido esto con el movil y, por ser tú, no he podido esperar a tener un teclado a mano para decir todo lo que siempre me haces decir!

Viva tú y los años que aún nos quedan!

Yopopolin dijo...

Ayla, estando los más fieles para mí es suficiente!

Apriles, feliz año para ti también! esperemos seguir compartiendo el 2012!

Anna K., ya te deshiciste de tu blog? no sé como encontrarte en la blogosfera!!! Lo de Yopopolin era simple... fue buscandome hasta que me encontró... xD. Feliz año cinéfilo! ;)

Luna (aka Ankara), ay que mona es mi asturianina favorita! :) Al final del escrito me sonó todo muy a despedida, de ahí mi aclaración... jeje.

feliz año para todos!! nos seguiremos leyendo en 2012!! :)

Pio dijo...

Feliz año para ti también!! También me asuste, esto es cada día más pettit comitè y molaa
Y feliz cumple de blog!


Notamental: mola saber de donde viene el nombre, siempre tuve curiosidad

Un cura dijo...

Gracias por tus cuatro años... y gracias por estar dispuesto a seguir más (que ahora que los blogs parece que pasan de moda, es más difícil). Felicidades.