17 de noviembre de 2011

El graduado

El graduado no es otro que yo. El siguiente paso a ser un señor Licenciado (sí, con mayúscula, que trabajo me ha costado) es la graduación. Ha llegado el día, el viernes 18 de noviembre, me gradúo! 

Aquí se hace de modo diferente a la mayoría de universidades. La fecha no es en junio como suele ser habitual, sino que se hace coincidir más o menos con el patrón de mi facultad, que no es otro que San Alberto. Tampoco hay bandas conmemorativas, ni birretes, ni nada que le de un poco de glamour al asunto. No se lo toman muy en serio, y de hecho lo único que coincide con el resto del mundo es el discursito del respresentante de la clase, que por mucho que me guste hablar en público no voy a dar yo. De ello se encarga la delegada, posiblemente una de las mujeres más eficientes que conozco. Por lo demás, el acto en sí es bastante austero, y tan sólo nos van llamando para saludar a las autoridades y recibir una insignia de la universidad. Sin eufemismos de por medio se queda en un cutre pin como los que regalaban en Telepizza, pero de plata, que es más guay.

Después del acto, como hay crisis, no nos ponen ni pinchos ni el típico vino español que solía ofrecerse en estos casos. Nada. Cada uno a su casa a comer. La agenda institucional se completa aquí y por la tarde supongo que simplemente tomaremos algo entre compañeros, sin más. Por último está la cena final de carrera, cena de graduación o de despedida, de toda la gente con la que he compartido estos lindos años universitarios. Un lujoso restaurante en el barrio histórico de León nos deleitará con numerosos entrantes, carrillera de ternera, lubina al horno y confit de pato, entre otras exquisiteces.

Cuando acabe la cena, la noche no habrá hecho más que empezar. Todos nos merecemos una despedida en condiciones, ya que salvo contadas excepciones con las que estoy seguro que seguiré manteniendo el contacto, seguramente nuestros caminos se separen para siempre. Un placer compartir estos años con vosotros. Mucha suerte en vuestras vidas, compañeros. Nos vemos mañana! :)

7 comentarios:

S. dijo...

Pues felicidades graduado!

Ayla dijo...

A partir de mañana, estrenarás el Sr.

Y sí, a muchos de tus compañeros no volverás a verlos en la vida o, con suerte, en muchos, muchos años.
Y cuando eso suceda, saldrán las batallitas de "¿recuerdas cuándo...?" Y claro, seguramente tendrás alrededor a tu hij@ o al suy@ mirándoos con cara de "¿estos han sido pequeños alguna vez?"


Que me lío... muchas felicidades, Sr. Yopopolin. A usted espero no perderle de vista.

DANYGIRL dijo...

Felicidades!!! Estos momentos a mí, me emocionan. Ya ves, ni que fueras hijo mío o algo!

Pio dijo...

Muchisimas Felicidades Señor Licenciado!! :P

...solo una mujer. dijo...

Bueno, llego pasada la fecha en cuestión, así que ahora falta que nos cuentes cómo fue el acontecimiento... y sobre todo, como acabó. Aunque ya cerraste una etapa de tu vida, creo que ya le pusiste el candado... y a otra cosa, mariposa!
Un abrazo!

Anna K. dijo...

Felicidades! Qué tal fue?

(La mía también será por estas fechas.. pero dentro de un año y si todo va bien, claro)

Yopopolin dijo...

Pues si, gente, la graduacion fue inmejorable! Quizás la cena un poco peor de lo esperado, pero sin duda el acto académico y la fiesta nocturna muy muy bien!!

Cerramos una etapa, y confio en que abramos otra pronto! :)