23 de noviembre de 2009

Shhhh…

“Sé todo lo que hablasteis en el último pase”, o tal vez “Lo que el ruido se llevó”, podría ser perfectamente el título de la película que me tocó sufrir en mis carnes la pasada noche en el cine. El film que intentamos ver fue Celda 211, que por cierto es muy pero que muy buena. Pero hoy venía a hablar de otro tema, más bien a quejarme, a poner una reclamación pública en forma de post, a ver si alguno de esos insufribles vecinos de butaca se dan por aludidos de una vez.

Pues bien, el pasado fin de semana fui al cine, y tuve que lidiar con un par de especímenes pesados alrededor. Íbamos con la esperanza de que la sala para Celda 211 estuviese casi vacía, ya que se acababa de estrenar Luna nueva, y por los cines sólo pululaban quinceañeras moja-bragas (por cierto, adoro esta expresión! La he leído en algún sitio, de modo que si fue alguno de vosotros el que la acuñó, que levante la mano). Además, también era la segunda semana de 2012 en cartel, película que ha arrasado allá donde se ha estrenado… así que, con estos antecedentes, nos las prometíamos muy felices para disfrutar de Celda 211 a nuestras anchas. Nada más lejos de la realidad. La sala también estaba a reventar, y las probabilidades de encontrarnos con algún pelmazo durante la proyección, se dispararon.

Definitivamente hay gente que va al cine a joder (en el sentido de molestar a los demás, no penséis mal…). Porque si no, no me lo explico. Ya no es que al comentar algo con el de al lado subas el volumen un poco más de lo debido, no. Es que había un ser (femenino para más señas, de entre 15-20 años, por la voz) que se dedicó a comentar cada secuencia de la película, como si los demás fuéramos gilipollas (más que ella, me refiero) y no entendiésemos la trama. Ella comentaba (en voz alta, por supuesto) las idas y venidas de cada personaje, lo que hacían en cada secuencia, o cómo iba a terminar tal o cual escena. Desesperante! ¿Dónde coño se cree que está? ¿En el salón de su casa?

Justo detrás de mí, había otro ser (masculino, en este caso) al que le sonó el móvil, y sin ningún reparo contestó la llamada en medio del cine. El muchacho se esforzó por hablar bajo con su interlocutor (todo un detalle), que al parecer lo llamaba para recordarle el sitio y la hora a la que habían quedado cuando saliese del cine. Increíble! No sé quien es más tonto de los dos, el que coge el teléfono, o el que lo llamó… Si ya sabías que tu amigo estaba en el cine, envíale un sms en lugar de llamar, coño!

¿Y qué se puede hacer en estas situaciones? Te entran ganas de levantarte y sacarlos a patadas del cine, pero claro, no es plan de montar una rebelión en plena sala… Así que, o les dices muy educadamente que se vayan a tomar por el culo, o te conformas con los recurridos chasquidos de lengua, y los poco eficaces, pero contundentes: Shhhhh…

36 comentarios:

X dijo...

Mano dura, Yopo, mano dura. Yo casi la tengo con una señora por mandarla callar. Me tuve que poner malote y todo jajaja.

Lunaria dijo...

Ojú que coraje más malo. Algo similar me pasó con la peli de Ágora. En este caso era masculino y jovencito tambien el que daba la lata, y no sólo hablando de la peli, sino de lo que se le pasaba por la cabeza en ese momento. Yo estaba desesperaíta. Y es que hay que ver que hasta para ver una peli hay que tener suerte.

Ayla dijo...

A causa de eso nosotros hemos cambiado nuestro horario de cine con el peque.
Ir a las cinco a ver una peli con él es totalmente imposible. Y no te vayas a creer que la mayoría de las veces es por los niños (que sería lo más normal) sinó por los padres, que se dedican a preguntar todo el rato si le gusta, si ha visto no-se-qué...
Lo peor de todo es que cuando deben ejercer como padres y mandar callar a su criatura, pasan del tema, siendo los demás los que tenemos que llamar la atención y quedar como "los señores malos que le han reñido".

Ana dijo...

Totalmente de acuerdo...Cuando fui a ver Malditos bastardos me toco una pareja al lado que no callaban...Pero lo mejor fue que cuando estaba terminando la peli, la inculta de la chica va y le dice al chico ¿Oye, pero esto pasó así en la realidad?

Muchos besitos Yopo.

Yopopolin dijo...

X, tu en plan malote... no me lo puedo de creer!

Lunaria, es que si, hay que cruzar los dedos para que no pilles con ninguno de estos...

Ayla, los pequeñajos es normal que de vez en cuando alcen la voz, pero por lo demas, suelen ser educados, y solo son momentos puntuales... los peores somos los adultos, o la tan temida franja adolescente...

Ana, a mi que se comente algun detalle con el de al lado no me molesta... pero gente tan pesada, es que no aguanto!

Laia... dijo...

Con los que hablan no se puede hacer mucho... pero a los del móvil, hay que hacerles callar, vaya si no.

Una cosa es que te hayas olvidado de silenciarlo, y cuelgues, le puede pasar a cualquiera (aunque a mi no me haya pasado nunca)... otra que te pongas a contestar. Tú no me has visto a mi enfadada! xD

S. dijo...

A mi me joden mucho estas situaciones,la verdad,porque ya que pagas una cantidad elevada por ver la peli,por lo menos que la veas tranquilo.
Pa eso me quedo en mi casa.

Claire dijo...

A mi también me ponen de los nervios. Y cuando voy a ver alguna peli de miedo y hay gente de 15 a 20 años, inevitable gritos, risas y comentarios... Y encima tengo una amiga que es así, y yo nunca me siento a su lado porque no hay manera de que calle jajajajaja, somos sus amigos los que le decimos Shhh... Un abrazo.

AdP dijo...

Sí, es algo que suele pasar. Esa persona que tiene que contar al resto de la humanidad su parecer sobre cada escena de la película como si le fuera la vida en ello, ay... ¡coño, hazte un blog y déjanos tranquilos a los demás!

Y diles algo, que verás... que nada más por llamarles la atención lo harán peor aún si cabe. La ley de la selva.

Saludos.

AdP dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
perdida en lo irreal dijo...

Yo soy de las que les gusta hacer comentarios durante la peli, pero eso sí me los reservo para hacerlos sólo en mi casa, a mi pareja la tengo fritaaaa, siempre me dice shhhh, y yo me río, porque disfrito comentando. Lo siento!!!!
pero repito: ¡¡¡¡¡en un cine NUNCA!!!!!a mi también me molesta que en el cine se hable, hay que respetar a los demás!!
Es que ya no hay respeto, cada uno a su bola, no lo soporto...
Besos

Alas dijo...

Es que ahora dejan entrar al cine a cualquiera, cachis!

Besos

Yopopolin dijo...

Veo que es un tema que levanta pasiones!! y que todos lo hemos sufrido alguna vez... ainsss, que pesadilla!

Y los que os gusta comentar, yo lo entiendo, a mi tambien! pero en casa, que paras el dvd y comentas, que puedes avanzar o retroceder si te pierdes algo... pero en el cine, o lo haces muy muy bajito, o mejor abstenerse...

sludos!!

el centollo mecánico dijo...

Yo ya he desistido de ir al cine, por lo mismo...esta todo lleno de canis chillando y el ruido de los paquetes de no se que, es constante...un dia estuve a punto de meterme mano con una pareja de canis...asi que mejor ni ir...que yo a veces tengo la mano suelta y no es plan jajaja un saludo

tejedora dijo...

Llevas toda la razón, Yopopolin. Te crees que van a estar otras salas llenas y que puedes ver tranquilamente la película, pero no.
Justo antes de empezar la película está el anuncio que recomienda apagar el teléfono móvil; yo no lo apago, sino que lo silencio. Cuando voy al cine en el pueblo con los amigos, lo tengo silenciado y fuera del bolso. Ojalá que no haya llamadas pero ahí está, por asuntos urgentes… no se sabe qué puede pasar y más si mis padres están en casa, sus achaques de salud. Aunque si hubiese alguna llamada, me salgo fuera de la sala a atenderla.
Recuerdo que el año pasado fui a ver una película. En mitad de la misma llegaron unos chicos mucho más jóvenes que yo que no paraban de reír y patalear en los sillones de los que estábamos delante (y eso que la peli no era cómica). Les llamamos la atención y se fueron de la sala a regañadientes.
Me ha hecho gracia el comentario de quinceañeras “moja-bragas”.
Un abrazo.

Rebeca dijo...

Soy de las tuyas, me ponen de muy mala leche esas faltas de respeto en el cine, que si no son capaces de ver una peli en compañía que se queden en su casa, y lo del móvil ¡soy incapaz de entenderlo! ¡existe la función silencio si uno no quiere apagarlo! ¡y los SMS! ¡y los si acaso te llamó luego! en fin...

vuelo de hada... dijo...

jajaj muy buena y acertada tu protesta, esto es insufrible a la hora de ir al cine.
La verdad es que hay mucho desadaptado que no se a que coño va al cine porque ni ve nada ni deja ver tampoco ufff
Un abrazo y shhhhhhhhhh

Yopopolin dijo...

Centollo, se te suelta la mano?? agresividad tampoco eh, aunque se lo merezcan! xD

Tejedora, es que eso digo yo, para algo esta el vibrador del movil, o modo silencio! en fin...

Vuelo de hada, cierto... al final ellos, con tanto comentario va, comentario viene, tampoco se enteran de la pelicula... jaja

bea dijo...

Como me repatea a mí esa gente! Que se queden en su casa, y nos dejen viviiiiir! jiji

1beso!

Mª Ángeles dijo...

YO no hay cosa que odie más que estar viendo algo y tener al "listo de turno" explicando, como si no entendiera, pero sólo hay unos cuantos por sala de cine. La próxima vez seguro que tienes más suerte.
Saludos

Coraline dijo...

Que razón tienes! al cine se va a ver una pelicula, no a escuchar el sonido ambiente.
Y... comentar una pelicula! lo odio!

manu dijo...

Si, a uno le sale un enojo importante en esos momentos, una indignación que quiere gritar “me están cargando?”, pero bueno, luego uno se da cuenta que existen personas las cuales no tienen muchas luces o directamente no les interesa un bledo el prójimo.

Conclusión 1: si el muchacho no es muy grandote, entonces si…utilizar un tono imperativo.

Conclusión 2: si la muchacha no es muy grandote, entonces si…que nuestra novia utilice un tono imperativo jajjaja.

Abrazo!

Yopopolin dijo...

manu, jajaja, me han encantado tus conclusiones!! la verdad es que no llegue a ver bien ni a la muchacha, ni al muchacho del movil... asi que no tuve datos suficientes para poner en practica tu estrategia! jaja
la tendre en cuenta para la proxima... xD

Jose dijo...

¡¡Qué te voy a decir yo de este tema!! que no aguanto a la gente así!

Me ha gustado lo de quiceañeras mojabragas! :-D

shopgirl dijo...

Me ha encantado lo de moja bragas xDD
En mi caso es un amigo mío el que va a charlar al cine. Cuando fuimos a ver la de Benjamin Button estuvo todo el rato riéndose como un niño pequeño porque como sabes su madre se llamaba Queenie, y cada vez que alguien decía su nombre, el saltaba: de Pooh!! Jajajajajaj!!
Imagínatelo entonces en las escenas, ejem, íntimas. No paraba de hacer ruiditos. Un niño pequeño que acaba de descubrir el sexo, vaya.

Pero nunca he mandado callar a desconocidos en el cine. Mi experiencia más cercana es en Semana santa, cuando estamos en la procesión del Silencio y los niñatos están riéndose como bárbaros y viendo videos del móvil. A parte del ya conocido por todos SHHHHH mi hermana y yo empezamos a decir en voz alta: ¿por qué no se calla la gente? Sí, es contradictorio, pero al menos se dan por aludidos.
O puede que te pase como a mí, que le hice shhh a una pija y me miró como si fuera a matarme xD

Laura dijo...

La verdad es que es un rollo ir al cine y aguantar este tipo de cosas... pero es un riesgo al que nos exponemos ¡con lo caro que vale el cine, encima! jeje...

¡Un beso!

zayi dijo...

no voy mucho al cine y las ultimas veces que he ido ha sido para ver pelis infantiles...ya te puedes imaginar el alboroto...¿Y quién tiene corazón para mandarlos a callar cuando sus ojos reflejan tanta emoción?
Besitos.

Sandra dijo...

Esa situación crea una impotencia y un estado de nervios muy malo, es lo mismo que cuando los vecinos arman jaleo, salen tus instintos asesinos.

Lo que podias haberle dicho, muy educadamente, es que se callara la puta boca!!.

Besos.

Yopopolin dijo...

Pero chicos, lo de moja-bragas no es mio!!! a alguien de vosotros se lo lei, creo... xD

Y si los pesados son los amigos, la gente que te acompaña... apaga y vamonos!! educadles antes de salir! jaja

saludos a todos!

Eva dijo...

Oye, menudo fotomontaje te has currado! Me acabo de fijar, jeje.
Irrespetuosos y tocapelotas hay en todos lados. Hay que llevarlo como se pueda. :)

Sitopon dijo...

Como les odio...

Mientras leia me estaba imaginando como le tiraba a la moja-bragas (me la apunto xD) un carton de palomitas y una botella de agua cerrada y llena, dandole con la parte del tapon en la cabeza.

Una vez fui al cine y uno se puso a fumar... me imagino que son las cosas del mono (refiriendome al señor que fuma, no a las ansias por fumar).

Un saludo.

CAÓTICA dijo...

yo si me tocara la loteria me compraria todas las entradas de la sesion para que nadie me jodiera la peli...jijiji. Por cierto...vi este domingo DEJAME ENTRAR...me encantó...me acordé de tí. gracias por recomendarla, es genial. hay imágenes que no se me olvidarán de esa peli en la vida. besos. y es verdad, no es de miedo...

Yopopolin dijo...

Caotica! es que es una pelicula de imagenes, de sentimientos, de escenas memorables que se te graban en la retina a fuego!! a mi me sorprendio precisamente por eso... me gusta que te guste! jeje

saludos a todos!!

Shinichi dijo...

Por desgracia, la especia tocapelotas de los cines no es una especie en extincion, siempre tocara algun listo que sabe mas ke los demas, otro que sepa la peli, y vaya a comentarla con un amigo, y contar el final, o los que se dedican a aplaudir las escenas, ni que les fuesen a oir los aplausos los actores, o como no, el mitico niño pequeño de detras que se dedica a dar patadas a tu butaca, yo he vivido de todo en el cine, que se le va a hacer, cosas que pasan

Blogger dijo...

SwagBucks is the biggest get-paid-to site.

Blogger dijo...

Get daily ideas and guides for earning THOUSANDS OF DOLLARS per day FROM HOME totally FREE.
SUBSCRIBE TODAY