30 de octubre de 2009

Cuando habla el corazón...

Al verla por primera vez ya supe que la quería, que sería la mujer de mi vida. La limpia oscuridad de la noche nos envolvía, y únicamente la luz de nuestras habitaciones iluminaba el insondable patio que nos separaba.
Su ventana frente a la mía, y las cortinas descorridas, cuando apareció su inolvidable silueta. Jamás la había visto, pese a que presumiblemente vivía en el edificio de al lado. Caminaba de un lado a otro de su habitación, mientras se soltaba su rubia melena. Me quedé embobado. Apenas tendría veinte años, y atesoraba en un solo ser toda la belleza del mundo.
Ella reparó en mi presencia, sonrió, y en escasos segundos cerró las cortinas, bajó la persiana, y apagó la luz. Hubiese jugado a ser trapecista, me habría arriesgado a cruzar sin red por las cuerdas de tender la ropa que iban desde mi ventana a la suya, tan sólo por verla un instante más.
Esa noche no pude dormir. Había constatado que existen los flechazos. La había visto unos segundos y tenía la certeza de que estaría siempre a su lado.

A la mañana siguiente me desperté pensando en ella, e instantáneamente abrí la ventana de par en par. Ella no estaba. Sus persianas bajadas. Me disponía a dar media vuelta, cuando lo vi. Allí, ondeando al aire, como un banderín que me señala el camino, un papel prendido con una pinza a la cuerda de la ropa. Lo cogí, tembloroso y eufórico al mismo tiempo, y me sorprendí al comprobar que lo único escrito era una dirección de correo electrónico. En un santiamén encendí el ordenador, y la agregué a mis contactos. La mensajería instantánea podía ser mi salvación.
A los pocos minutos un austero “hola” en la pantalla, me atravesó el corazón. Alicia me estaba hablando, ahora sabía su nombre. Eché un vistazo por la ventana y la vi al otro lado del patio, sentada frente al ordenador, con su sonrisa celestial, su pelo al viento hipnotizándome, y su manita de terciopelo saludándome. Definitivamente me había enamorado.

Así pasaron las semanas. Hablando todos los días a través de Internet durante horas, viéndonos a pocos metros de distancia, pero alejados por la longitud del abismo que dibujaban nuestras ventanas.
Nos lo contamos todo. Nuestras solitarias vidas, nuestras tristes dificultades, nuestras virtudes y nuestras flaquezas. Nos compenetrábamos al máximo. Lo que a mí me faltaba, ella lo tenía. Lo que ella no podía abarcar, yo se lo daba.
Le insistía cada día para que quedásemos, y así poder sentirla y abrazarla. Pero ella sostenía que se perdería la magia y que era mejor así. En realidad, lo único que ocurría era que el miedo la superaba. Pensaba que yo no soportaría su situación, y que dejaría de quererla por ello. Para mí eso no suponía ningún problema, más teniendo en cuenta que yo era como ella. Nadie podía entenderla mejor que yo. Siempre le decía que cuando habla el corazón no hace falta decir nada. Y escuchar al corazón es más fácil que escuchar a las palabras.

Después de varios meses, Alicia accedió, y por fin nos vimos sin distancia de por medio. Quedamos en su portal. Nos dijimos “hasta ahora” a través del chat, y nos decidimos a salir de nuestras casas al mismo tiempo. Corrí escaleras abajo para abrazarla cuanto antes. Salí de mi edificio y en seguida me planté en su puerta. Su sombra se perfiló tras el cristal, y después de unos segundos interminables, abrió. Nos cogimos de la mano, y nos besamos. Le dije que la quería como a nadie en mi vida y, aunque yo no habría oído su contestación, ella no respondió. Nunca lo haría. Tomó mi mano y la puso sobre su pecho. Me lo dijo su corazón.

34 comentarios:

Coraline dijo...

Que cosa mas bonita!!! Pero como se te ocurren esas cosas?¿ es genial! la imagen de ellos ventana frente a ventana me ha encantado.

Eva dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Eva dijo...

Acabas de narrar una hermosa historia de amor entre dos discapacitados,qué valiente!
Por lo menos es lo que he interpretado yo: Ella no responde, y no lo hará. Él no lo podrá escuchar. Él es sordo y ella muda. Esto es rizar el rizo, sí señor!
No dejas de sorprenderme.

Me remito a esa metáfora de la situación de cada uno que nos regalas como avance al desenlace:
Cuando habla el corazón no hace falta decir nada. Y escuchar al corazón es más fácil que escuchar a las palabras.

Bellísimo. Insuperable, (hasta el siguiente)
Un beso!

Ayla dijo...

Recuerdo que cuando empezaste a dejarnos estas perlitas no estabas muy seguro de hacerlo bien. Poco a poco te ibas soltando un poquito más y ahora... estás hecho un experto.
Me ha gustado mucho la historia, tanto con su lectura fácil como intentando ir más allá y buscarle dobles significados.
Muy bien relatado.
y caramba! La historia, preciosa.

vuelo de hada... dijo...

Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh jaja bueno es que el suspiro era grande el amorrrrrr y este que fue a primera vista, cada instante con tu Alicia lo viví yo también, bonito relato Yopo siempre es que existe el amor no?
Un abrazo

ZonZo dijo...

Muy bien llevada... Me ha encantado el último párrafo.

Yopopolin dijo...

Eva, si, has interpretado bien. Eso es lo que queria contar. para enamorarse no hace falta ni hablar ni escuchar. Muchas gracias, un beso!

Ayla, creo que nunca se llega a ser un experto en estas lides, uno siempre esta aprendiendo! Creo que dobles significados no hay, queria darle uno solo, pero si que esta un poco encubierto hasta el final... xD

Vuelo de hada, el amor mueve el mundo! jeje

Zonzo, cuanto tiempo sin pasarte por aqui...xD thanks!

Saludos a todos!

el centollo mecánico dijo...

Muchas gracias por la felicitacion y el ultimo parrafo, para quitarse el sombrero...eres un artista de pluma fina jajaja...un abrazo

Ozmar dijo...

D:
Que hermosa historia
De verdad me encanto...
Encerio, no tengo palabras
para decirlo, pero
quizas es por que mi corazón
es el que quiere hablar ^^
Me encanto... de verdad
Eres geeeenial!!
¡¡¡Felicitaciones!!!

bea dijo...

Cuando llegué a esa parte donde dices que los dos son iguales y hablas de "su situación", supuse que les faltaba una extremidad o algo, jiji, qué bruta soy! Pero luego me dejaste de nuevo sin palabras. Que hable mi corazón, que te dirá que me encantó!

1beso!

Ana dijo...

Pero que cosa más bonita mi niño...Sigue dejándonos estos relatos...Se te da muy bien.

Muchos besitos y disfruta del finde..

Ayla dijo...

Totalmente de acuerdo contigo. Aunque, siendo sinceros... si nos acompañan esas canciones con hermosas imágenes ilustrando una historia.... ¿quién no se deja cautivar?

X dijo...

Probablemente mejor escrito que todo lo que llevas hasta ahora, y finalizado sin una palabra de más ni aclaraciones innecesarias. Felicidades.

shopgirl dijo...

Me encanta :D

Yopopolin dijo...

Gracias chicos y chicas! xD


Bea, no lo habia pensado, pero podia haber sido como dices perfectamente! jaja

X, yo creo que no es de lo mejor que he escrito, bajo mi humilde punto de vista... me alegra que opines lo contrario... xD

Aprilis dijo...

Muy bonita historia... ^_^ !!

Ya resubi la canción en version acustica, a ver si ahora puedes escucharla :) !

Feliz Halloween :P !

Laia... dijo...

Que bonito, yopo!! :)

MauVenom dijo...

En realidad la fuerza del amor radica en saber que somos importantes para el otro

que nos han tomado como opción y quizá como futuro

nos vemos, como dice el principio religioso, consagrados a través de un segundo ser y somos nosotros mismos por el reconocimiento del sentimiento ajeno

bonito relato, uno de esos que dejan esperanza.

Abrazo

zayi dijo...

Que hermosa historia!...Creo que el amor no tiene lenguaje...el lenguaje es el amor... que dulce!
Un besito.

Yopopolin dijo...

MauVenom, me emocionan tus palabras, has descrito tambien lo que es sentirse querido...

Zayi, bravo! piensas igual que yo, eso es lo que queria transmitir con el relato, justamente "que el amor no tiene lenguaje...el lenguaje es el amor..."

saludos!

Ankara dijo...

ohh...qué historia tan dulce... Me encanta. Y, además, es verdad cuando el corazón habla no hace falta decir nada más...Sobretodo si lo que dice el corazón es tan bonito.

Te ha quedado muy muy bien!

Anna dijo...

Qué preciosa historia Yopopolin!! Desde luego, no hacen falta todos los sentidos para enamorarse de verdad... :)

Besotes!!

EdeEngreído dijo...

Como un anuncio de Coca-Cola, ni más ni menos. ^^

FeR dijo...

Bravísimo! Muy arriesgado escribir sobre un tema tan delicado, pero lo has hecho sin caer en tópicos, con pulso firme, y te ha quedado una historia inmejorable. La idea, la ambientación, el nudo, y el desenlace. Todo perfecto!

Un abrazo!

Mary Lovecraft dijo...

Yopo enamorado

debe ser todo un espectáculo :)

un besazo majo, que tengas muy feliz inicio de semana!

Yopopolin dijo...

EdeEngreido, y eso es bueno o malo? xD

Fer, gracias! Corria el riesgo de hablar de lo de siempre cuanto se trata el tema de los discapacitados. He intentado hacerlo con todo el respeto del mundo, por supuesto.

Mary Lovecraft, lo de que estoy enamorado lo deduces de...??? jaja
Por otro lado, yo siempre soy un espectaculo! jaja

salu2 a to2

Romayris dijo...

He quedado fascinada y prendida de esta historia, de veras simplemente GENIAL!

Abrazos

Paquito dijo...

Que puedo decir si ya te lo han dicho los demás.
Sencillamente genial!, escribes muy bien Yopo!.

Saludos!

egoldstein dijo...

Bonito! :)

ampa dijo...

Guaaaauuuu!!! Que bonito!!! Existiran de verdad historias asi, a que si??

Yopopolin dijo...

Ampa, espero que si, que existan este tipo de historias de amor sin barreras, o incluso mejores!! jaja

saludetess!!

Aprilis dijo...

Cada vez que leo esta historia me gusta más :) ! Es genial !


Y si, Legendary tambien es muy buena canción, y es curioso, la escuche da casualidad por el titulo " Legendary " que me hizo mucha gracia imaginarme a Barney Stinson cantandola en la serie "como conoci a vuestra madre" xD. Un poco friki, pero weno xD !

Rebeca dijo...

El corazón siempre dice tantas cosas que a veces no escuchamos...

Anónimo dijo...

kikivwubg http://crush-the-castle.com Crush The Castle