24 de junio de 2008

Crónica de la desesperación


Nunca he sido ferviente devoto de nadie, de ningún santo, virgen o cristo (que lo fundó), pero esta semana, más me vale encomendarme a todos los que conozca, confiar en lo divino más que en lo humano, porque con el examen que tengo a la vuelta de la esquina, sólo lo extraordinario me puede salvar…

Este post nace de la consternación que he empezado a sentir a medida que avanzo en el estudio de Toxicología ambiental, la asignatura que me trae por la calle de la amargura y cuyo examen tengo este sábado 28. En dos palabras: Es imposible!

No puedo con ella, no me da tiempo a tener asimilados tantos datos y conceptos en mi cabecita, en menos de una semana… Es una asignatura muy densa, y con tantos datos que memorizar, que tengo un lío de no te menees. Que si toxicocinética de los contaminantes, toxicodinamia, teratogénesis, carcinogenicidad… y encima tengo que tener superclaros todos los efectos, síntomas y la toxicidad, de una cantidad de contaminantes increíbles: plaguicidas, herbicidas, insecticidas, metales pesados, dioxinas, furanos, toxinas, PCBs… y paro porque me estoy poniendo enfermo por momentos.

Ahora mismo los efectos de unos los confundo con los de los otros, y no me acuerdo de cuales producían arritmias, cuales eran irritantes o porqué aparecía fibrosis pulmonar… ¡esto es un caos mental!
Y lo peor es que con el paso de las horas, aumenta el agobio y la desesperación, y eso es proporcional a la sensación de que cuando tu cerebro procesa nueva información, siempre tiene que renunciar a algo de lo que supuestamente ya ha asimilado… Es lo que en economía sería el coste de oportunidad… no hay mejor ejemplo que éste!

Yo ya no sé qué hacer. Pondré velitas al altísimo, a ver si ayuda en algo…
Mientras tanto no me queda otra que estudiar, y confiar en que se ordenen las ideas en mi mente. Mi crónica de la desesperación, acaba aquí.

7 comentarios:

X dijo...

En momentos desesperados, medidas desesperadas. :D

Ya dije que esta es época de volverse creyente o especialmente devoto, los que ya lo son. Todo el año con el mazo dando y llega junio y a Dios rogando jajaja. Pero oye, lo del coste de oportunidad no tiene valor en nuestro cerebro pues, como dice el dicho, el saber no ocupa lugar.

Nunca ha sido de mi estilo pero, ¿has probado la mnemotecnia? En enumeraciones y listados suele ser bastante efectiva. :P

Nube dijo...

Suerte ya verás como si estas trnauqilo en el examen sale solo. un besiño

bea dijo...

hola! quetal va eso? veo que muy bien no lo estas llevando jeje. Pero tranqui, que todo llega! mirame a mi, que pense que nunk llegaria ese momento, y hoy por fin ¡¡HE ACABADO!! piensa que dentro de una semanita a estas horas, ya has terminado no?

suerte. 1bso

elemmire dijo...

ya te digo lo de a Dios rogando...
yo como lo hago todo el añopues no me pillad e sopeton¡¡
xDDD
bueno nene piensa q si palma sempre te kedara septiembre¡¡
q no pasa nada x suspenderr¡¡¡
nose akaba el mundo¡¡¡

bsss

Elemmírë

Anónimo dijo...

ÁNIMO!!!!!!!!!!!!!!!

Yo tuve un par de asignaturas que también se me atragantaron en su día... Pero todo pasa, así que mucha suerte, valor y al toro ;)


Besos dulces


PD: Por cierto, al final estudié Fisioterapia



DULCE LOCURA

Yopopolin dijo...

X, estoy empezando a pensar que ese dicho esta equivocado... creo que en mi cabecita se cumple lo del coste de oportunidad... nose, aver el sabado.

elemmire, nos ha jodio... ya se que me queda septiembre, pero ¡¡esa no es la actitud!! jejej

nube y bea, gracias por los animos!! xD. los necesito, creedme!

dulce locura, sabes que yo tambien puse en mi lista de opciones fisioterapia? xD. al final estudie lo que queria, lo que puse en primer lugar, la segunda era biologia, y fisioterapia figuraba en tercer puesto! jeje

saludillos!!

ardid dijo...

Ya te queda solo un dia!! Animo!!