23 de enero de 2008

Recordando...

Hay veces que cuando revives momentos inenarrables, te quedas sin palabras. Pero no es mi caso. Voy a recordar instantes inolvidables, y espero que las palabras sigan brotando como hasta el momento.
Esta entrada está dedicada a una de las personas más especiales que me he encontrado en la vida. Indescriptible. Única. Ella sabe de quien hablo. Y sabrá reconocer sin titubear, lo que estoy recordando.

Por que muchas veces en la vida, vale mas sentir que decir. Porque para mí los “te quiero”, no son formas de decir lo que siento; reflejan eso, que sólo puedo decir “te quiero”. Con eso me refiero a que “te quiero” es eso, un verso.
Lo importante es pensar te necesito aquí. Saber que te tengo ahí. Sentir que soy alguien para ti. Hacer que tus recuerdos no se olviden de mí.
Eso es lo esencial, vivir en ti, seguir ahí, saber que cuentas conmigo aunque lo hagas mal. Pensar que somos amigos, a pesar de lo que pueda pasar. Sinceridad. Lo sabes, mejor decir la verdad, aunque duela, aunque nos haga llorar, y hemos llorado, y reído llorando, es que… ¿Qué no nos ha pasado?.
Y no hay mucho más que decir. Lástima que una sonrisa no quepa aquí. Porque tu sabes, tu mirada y la mía se encuentran, y nace una sonrisa, sobran las palabras, es picardía que fabrica carcajadas, y siempre ha sido así.
Y se trata de dedicarte algo, ¿no? Pues eso es lo que hago:


Por todo lo que hemos vivido; por cada día que hemos reído; por todos los sueños construidos; por lo locos que hemos sido; porque estoy, aunque no esté contigo; por cada objetivo que hemos cumplido; por ser valientes ante lo desconocido; por ir de la mano desde aquel momento compartido:

Y ese momento, que nos hizo eternos amigos, siempre me recordará
que a pesar de todo, estás.
Siempre.


¿Recuerdas las noches de verano?

Una mano y otra mano,
las dos en la oscuridad,
se dijeron la verdad,
una noche de verano.

Y aunque todo fue en vano,
esa mano que se unía,
comprobó que aun seguía,
latiendo en su corazón,
esa misma sensación,
que la otra mano sentía

1 comentario:

Laura dijo...

Ay mi niño...k me has hecho llorar joder!No pense k fuera a ser tan bonita, tan especial,...Yo no se decir cosas tan...preciosas, como las k salen de tu cabeza, pero solo te digo k si pusieras la mano sobre mi pecho, notarias k mi corazón, todavia ahora k lo estoy recordando, late con muxisima fuerza, xk de verdad k me he emocionado. Muxisimas gracias mi cielo, gracias de corazón! Espero k aunk pasen los años, nuestros sentimientos sigan siendo iwal de sinceros como hasta ahora, k la distancia no haga el olvido, y k no cambies, k nada te cambie... y k me tienes aki para cualquier cosa k necesites, cualquier dia y a cualquier hora...se k lo sabes...A traves de estos versos me has hecho recordar momentos unicos, inborrables de mi cabeza, tan inocentes como lo eramos nosotros...GRACIAS, GRACIAS POR SER TU...y sobre todo...GRACIAS POR DEJARME CONOCERTE...Te kiero como a pocas personas...