13 de diciembre de 2010

Aventura portuguesa...

Ya estoy aquí después de cuatro días visitando a nuestros más cercanos vecinos, y sin embargo unos completos desconocidos para mí. Por lo poco que he visto, Portugal es otro mundo, diferente mentalidad y costumbres, a pesar de que compartimos península. Así como cuando volví de Alemania no tuve reparos en afirmar que nos daban mil vueltas en casi todo, con Portugal es justo lo contrario. Lisboa es una ciudad bellísima, bohemia y encantadora como pocas, idílica para visitar y empaparte de sus vistas, texturas y aromas. Sin embargo, no me gustaría vivir en ella, prefiero el ambiente de España.

En cuanto a los vuelos, mi mayor miedo eran los controladores, pero ningún problema en la ida, y tampoco a la vuelta, así que no pudo empezar de mejor forma. El hotel también bien, limpio y céntrico. Y la cuidad, pues hermosa. Grande, pero recogida al mismo tiempo. Con cientos de callejuelas que merece la pena patear, con innumerables y desconocidos monumentos, a cada cual más llamativo. Una ciudad empedrada de arriba abajo en adoquines blancos y negros, sucia, pero inexplicablemente atractiva. Será por los tranvías amarillos, por las fachadas desconchadas, o por darte la impresión de que se detiene el tiempo cuando la observas.

Han sido unos días muy intensos, pues hemos aprovechado al máximo para poder verlo todo. Nada más llegar la plaza Marqués de Pombal nos dio la bienvenida. Nuestro hotel quedaba cerca, y tras dejar las maletas bajamos hasta la plaza de Restauradores, la del Rossio y Figueira. A cada cual más bella. Nos adentramos en la Baixa, recorrimos la calle comercial y nos subimos al elevador de Santa justa, un antiquísimo ascensor que comunica la Baixa con el barrio de Chiado, y que ofrece unas vistas de la ciudad inigualables. Desembocamos en la Plaza del comercio, una enorme explanada con vistas al mar, bueno, al río Tajo mejor dicho...
Ese primer día también lo dedicamos a Alfama, el barrio más antiguo encaramado a una de las 7 colinas de Lisboa, con calles estrechísimas, ropa tendida en las fachadas, con el Castelo de San Jorge en todo lo alto, y decenas de tranvías subiendo y bajando entre los coches...

Haciendo caso de las recomendaciones, el segundo día fuimos a Sintra. Cogimos el cercanías en la estación del Rossio, y nos plantamos en la maravillosa villa de Sintra en media hora. Subimos hasta el Palacio da Pena, y con un tiempo de pena... xD. La niebla en lo alto de la montaña no quiso dejarnos ver la majestuosidad que se intuía. Incluso con las inclemencias del tiempo en nuestra contra, nos pareció maravilloso. Un poco más abajo está el Castelo dos mouros, enclavado en una especie de jardín botánico cuya desmesurada vegetación impresiona. Descendiendo a pie por un camino de piedras se llega de nuevo al centro histórico de Sintra donde pudimos disfrutar también del Palacio real y del Palacio da regaleira. No me extraña que todo sea patrimonio de la humanidad, con tanto arte por metro cuadrado.
Acabamos el día acercándonos al Cabo da Roca, punta más occidental de Eurasia, donde sobrevivimos al viento de forma inexplicable. Después hicimos la conexión con Cascais, para volver en tren a Lisboa.



.
El último día lo reservamos a Belem, con la torre de Belém en primer lugar, el monumento a los descubrimientos, y el Monasterio dos Jerónimos. La torre y el monasterio los visitamos también por dentro, y mereció mucho la pena, en especial el claustro del Monasterio dos Jerónimos, sin duda el más bello que he visto nunca. Tras probar los Pasteis de Belem y enamorarme de ellos, decidimos cruzar el Tajo en ferry, y acercarnos a la ciudad vecina de Almada, donde está el Cristo Rey. Desde allí las vistas de Lisboa, y del puente 25 de Abril, muy similar al Golden gate de San francisco, son impresionantes.
Finalizamos el día y el viaje, en el Parque de las naciones, con la colosal estación de oriente de Calatrava, y el inmenso centro comercial Vasco da Gama en el que aprovechamos para comprar y cenar.

Al día siguiente ya no dio tiempo a más, pues cogimos temprano el vuelo a Madrid. Y se acabó lo bueno. Me va a costar mucho volver a la rutina... pero lo intentaré pensando que en unos meses me voy de nuevo a recorrer Europa, a destinos mucho mas fríos y septentrionales... ;)

14 comentarios:

La Maga dijo...

Oish!! Portugal es un destino que a pesar de estar ahí mismo lo tenemos como que relegado en un segundo plano. ya me habían hablado bien de Lisboa. tendré que planear ua visitilla jajaja. Mmmmm planes para recorrer Europa?? Interrail?? Yo este verano tengo planeado hacer uno por Europa del norte ^^, además de El Camino de Santiago. Me voy a hinchar a andar jajajajaja.

Me alegro de que hayas disfrutado del viaje, aunque ya sabes, lo importante no es lugar sino la compañía ;)

Por cierto, me voy unos días a tierras castellanas!! No a León, sino a Ávila XD Con las ganas que yo tengo de ver vuestra catedral jajajaja.

Besos.

X dijo...

Pues pinta bien, en lo estrictamente turístico, aunque lo que hace especiales a los viajes es la compañía... :P

Ana dijo...

Me alegro que me habéis hecho caso y visitaséis Sintra.Es impresionante los momnumentos y los jardines que tiene. Pena que pillaréis niebla :((

Oyé los pasteles de Belén que te pedi, ¿donde están? Me muero de ganas de uno,jejeje

Besitos

Yopopolin dijo...

La maga, es que es eso, está ahí al lado, y pocos se acercan a comprobar su belleza...
Mis planes por Europa son en marzo... ya os adelantaré algo en breve... xD. Pero no, no se trata del interrail... aunque siempre he querido hacerlo! Y vente a León!! no es por que yo lo diga, pero es una ciudad muy bonita... :)

X, por suuesto que la compañía ha sido inmejorable... :)
Eso no hace falta ni que lo diga...

Ana, pues nos gustó mucho Sintra, pero la niebla nos aguó un poco la visita al Palacio da Pena... Pues he traido pasteles e Belem, pero han llegado un pelín chuchurríos... xD. Aún así ya no queda ninguno... jaja

Pio dijo...

Que viaje más chulo!! que sitios más bonitos, apuntados quedan para por si acaso me animo. Tengo que poner mi crónica aún jejeje

Besets

FeR dijo...

Tío, molan mucho las fotos! Tiene una pinta estupenda todo lo que habéis visto! Pero me tienes que contar tu ya sabes qué..... jajaja

Aún estoy a tiempo de ir allá arriba? xD

loquevenmisojos dijo...

Yo he estado alguna vez en Portugal, pero quiero repetir.
Comotu bien dices, lo tenemos bien cerquita y merece mucho la pena.
Me alegro que lo pasaras bien!
Saluditos!

Yopopolin dijo...

Pio, ya leí tu crónica de tu periplo por Italia... jeje. También tuvo que ser genial!!! ;)

Fer, pues sí, todavía puedes apuntarte al viaje pepino de marzo, pero no lo dejes mucho! Y te tengo que contar...

Loquevenmisojos, pues Lisboa es una buenísima opción para ello! :)

bea dijo...

¡Ya estás de vuelta! Joo, ¡qué envidia! No sabía que Lisboa tuviese tanto que ver, y fuese tan atractiva.
Me han entrado ganas de Portugal! jiji

¿Dónde vas más adelante? ¿Noruega? ¿Letonia? ¿Finlandia? ¿Rusia? jeje. Cuentanos!

Aprilis dijo...

Me alegro monton Yopo de que no hayas tenido problemas! Y la verdad es que portugal siempre ha sido un destino que me llama la atención, pero creo que el tenerlo tan cerquita me frena y acabo decantandome por otros, no se xD

Cual fue el momento más memorable de tu viaje ;-)?
Un abrazo !

Sandra dijo...

Coincido totalmente con tu descripción, grande y decadente Portugal!.

Me alegro que te haya gustado.

Besos,

Yopopolin dijo...

Bea, no andas muy desencaminada... en unos días os lo contaré... pero sí, por ahí por el norte andaré (y máaaas!) xD

Aprilis, es que hubo muchos!! quizás en el Cabo da roca, donde hubo escenas memorables! jajaja. Queremos tu crónica de Bruselas!!! xD

Sandra, es verdad, que tu también lo tienes reciente! jeje. Sintra me impactó mucho, y el ambiente que se respira en general... es genial la ciudad, sí! :)

Eva dijo...

¡Qué envidia! Estoy deseando hacer una escapadita, así que imagina los dientes largos que me acabas de poner!

Luna Méndez dijo...

Pues sabes que ahora, viviendo aquí, yo creo que los alemanes no nos dan tantas vueltas?
La nieve les entorpece tanto como a nosotros, o eso me parece a mí...

Me encanta cómo has escrito el segundo párrafo, sobretodo el final. Me encanta mucho, mucho :)

ah! y curiosidad de las 11.58. Sabes que hay una palabra en alemán, "Penner" que se lee igual que "pena" en español y que significa mendigo? xD ahora siempre que digo pena me acuerdo.

Por lo demás, qué guachipiruli que te gustase Lisboa, la verdad es que no es un destino que tuviese planteado, pero estando tan cerquita nuestra...tal vez un día me anime :)