20 de noviembre de 2010

Blood

Se desplomó en medio de un gran charco de sangre. No pudo soportar tanto sufrimiento, y segundos después yacía junto al cadáver, aún caliente. El cuchillo artífice de tal carnicería también había caído al suelo en el fragor de la batalla. Escuchó voces y algún grito mientras recuperaba el conocimiento. Bofetones en las mejillas a modo de despertador, y cabezas que se agolpaban a su alrededor. Abrió al fin los ojos, se incorporó, y comprobó que aún salía sangre del cuerpo sin vida. La matanza del cerdo le había superado, pero en unos meses estaría comiendo jamón.

18 comentarios:

Gotadeagua dijo...

jajaja, finalmente me has hecho reir...y pensar que creía que se trataba de alguien sanguinario...al fin y al cabo trata de eso, pero es de un animal. Hay quien estará más a favor o en contra de ello, pero...eso es otro asunto.
Muy buena historia...no podrías ser médico, cirujano, etc...no?

Yopopolin dijo...

Gotadeagua, que quede claro que no es autobiográfico! jaja. No soy yo el que presencia la matanza del cerdo y se desmaya al verlo... xD. Pero ya que lo preguntas: No, no podría ser médico, no por la sangre, sino por la responsabilidad que conlleva.

Un beso!

...solo una mujer. dijo...

Vengo de leer unos post con referencia al día internacional de la infancia, denunciando la pornografía infantil... y llego aquí... y empiezo a leer tu entrada y me digo: joooo, ahora aquí otra negra historia de violencia de género...
Uffffff... que tranquila me he quedado pensando que tan solo se trataba de una "tradición cultural"...

Un abrazo!!! ...y feliz jamón!

Rebeca dijo...

Vale lo de la matanza es asqueroso, pero el cerdo está tan rico...

Yopopolin dijo...

Solo una mujer, una tradicion que casi casi se esta perdiendo, por las restricciones etc, a lo de matar los animales "en casa" digamos...

Rebeca, del cerdo se aprovecha todo! jaja. Hasta las patas... ero donde este el jamoncito, verdad? xD

DANYGIRL dijo...

Oh joder... esto hace que me replantee si quiero seguir comiendo carne.... sí, sí quiero. jijij.

bea dijo...

Me la has colado otra vez! jiji.
Mi abuela mataba el cerdo y yo de pequeña fui alguna vez, pero nunca llegué a verlo muerto, me da cosica!

1beso!

Pio dijo...

Nunca he visto una matanza, ya que mi abuela se ahorra esos menesteres,eso si le sale unos embutidoss....;) Riquisimosss

X dijo...

Algún día me haré vegetariano. Pero mientras no tenga que matar yo al cerdo, seguiré comiendo jamón, embutidos... en fin, todo. xD

Yopopolin dijo...

Danygirl, yo también quiero! jaja

Bea, yo prefiero no presenciarlo... a la vieja usanza es como muy sanguinario, no? xD

Pio, pero porque está todo el cerdo tan bueno?

X, ¿vegetariano? ¿Pero qué necesidad hay? jajaja

Engreído dijo...

Otro que pensaba que violencia doméstica xD

Con respecto a esto, prefiero no saber muchos detalles, o me costará comer rico jamón XDD

Eva dijo...

Tengo una amiga que siempre me trae embutidos de la matanza, y no hay comparación que valga con los productos de la carnicería.
Muy sangriento y engañoso el micro. Has escogido la época en la que se empiezan a hacer las matanzas, ¿no? porque son por estas fechas! :)

Ana dijo...

Lo peor de la matanza, no es la sangre. Son los lamentos del animal, es horríble escucharlo!

Vale, también me gusta la carne de cerdo :((

Yopopolin dijo...

Engreido, en general tenemos la mente sucia ehh... siempre pensamos en lo peor! jaja

Eva, sí, curiosamente la insipración surgió por otro tema completamente opuesto, pero luego me di cuenta de que era el momento oportuno para hablar de mantanzas de cerdos! xD

Ana, creo que hay poca gente en el mundo a la que no le guste el cerdo... :)

YoMisma dijo...

Y los chorizos y las morcilas.
Las pezuñitas, las orejas, las chuletas, las tiras de panceta...

ahhh... que hambre!!

jaja

Saludines,
YoMisma

FeR dijo...

Por qué está tan bueno el cerdo? jaja. Vamos, que me da igual como lo maten, como si tengo que sacrificarlo yo mismo con tal de hincarle el diente!

Yopopolin dijo...

Fer, pues yo en alguna asignatura he estudiado, que ya no sólo son las propiedades organolépticas de la carne de cerdo, que por norma general nos vuelven locos a los humanos, sino que las propias características químicas de dicha carne, la hacen idónea como base cárnica para la alimentacion humana! jaja
Ale, ahí te lo dejo... xD

Luna Méndez dijo...

jajajajaj, qué grande eres Yopo...yo pensando "madre, qué siniestro se está volviendo..." Y ¡pum! carjacajada final!